Seleccionar página

Dios trabaja por diseños. No se puede construir un edificio si primero no lo diseñas perfectamente en cada aspecto. No cualquiera puede venir y hacerlo de manera caprichosa.

Dios le da al hombre instrucciones porque Él es el centro de los diseños Cita bíblica: Éxodo 26:30 – Éxodo 40 Estos capítulos nos muestran que Moisés lo hizo todo como Dios le había mandado. Cada cosa fue puesta por Dios de una manera estratégica. Cuando hacemos las cosas conforme al diseño de Dios, Él pone su bendición allí.

“Entonces una nube cubrió el tabernáculo de reunión y la gloria de Jehová llenó el tabernáculo” Éxodo 40:34
Hay un diseño de Dios para la familia y cuando la familia camina en ese diseño Dios la bendice. Debemos pedir a Dios la ayuda de poder construir nuestra familia en medio de tantas crisis y anti valores de la manera que Él quiere que sea. Algunas cosas importantes que no son el diseño de Dios:

Vivir en unión libre Dios ama a cada persona que vive de esta manera, pero eso NO es lo que Dios planeó. Ese es el diseño del hombre. Pero en Cristo las cosas cambian y uno toma la responsabilidad de hacer PACTO delante de Dios, porque eso es el matrimonio, un pacto. Eso hará que frente a los problemas y a las crisis tengan la ayuda de Dios en todo. Se debe orar y bendecir a las generaciones para que nuestra descendencia sea comprometida y elija el matrimonio como inicio de cada familia.

La unión de personas del mismo sexo En la actualidad se ha legalizado en muchas partes del mundo. La iglesia debe orar para frenar este mal. Con respeto y sin atacar a ninguna persona, se debe enseñar qué no es el modelo de Dios. Si mira con cuidado las historias de grandes imperios, cada vez que uno entró por esa línea, desapareció.

No por catástrofes ni crisis económicas, sino por la decadencia en la familia. Si la familia pierde su esencia el país queda desenfrenado. Las naciones que no respetan el diseño de las familias entran en una crisis profunda. Hebreos 13:4 Matrimonio viene de “matrem” (madre) “monium” (legitima y jurídica)

Según la biblia el matrimonio no es solo una ceremonia. No era lo más importante de la unión. Los gastos y la burocracia a la hora de contraer matrimonio no es lo que debe destacar. Debe destacar el PACTO que se hace entre dos personas, así como el amor que Dios muestra por nosotros.

El matrimonio es: – La casa donde vivirán tus hijos – La familia. – Es el lugar donde te desarrollarás en sueños y metas. 1 Pedro 3:7 Efesios 5:25

– El matrimonio no es la vida cotidiana de la pareja ni la boda al inicio. Es una esencia de vida, de amor, de respeto, de pacto. Los años pasan, las personas cambian pero el amor perfecto de Dios debe crecer entre ambos. Ese es el diseño de Dios.

El matrimonio es parecido al amor que Dios tiene por sus hijos. El diseño de Dios se llama “bendecir a mi hijo”.
¿Porque se rompe la relación del matrimonio con sus hijos? Porque debes bendecir a tus hijos. Si no lo haces, afectarás a su identidad, su destino, su futuro y su descendencia. No hay edades para bendecir a los hijos. Si se tiene hijos mayores, ¡puedes seguir bendiciéndolos! Esa acción es una llave que abrirá las puertas de los cielos para sus hijos.

claves para una familia feliz

Los judíos realizan una actividad especial donde en una reunión familiar se plantean los problemas familiares de la semana, se aclaran situaciones, se piden disculpas y al finalizar, el hombre bendice a su esposa y a cada uno de sus hijos. ¡Qué actividad familiar tan bendecida!

La iglesia debe comenzar a enseñar las cosas que la sociedad y las escuelas no están haciendo. La sociedad está dejando de creer en la Biblia y en Su Creador. Aplica actividades que convoquen a toda tu familia para que se pueda resolver.

problemas, crear lazos, perdonar y bendecir. – Los padres pueden bendecir o maldecir. No dejes que la televisión, que el colegio ni los amigos eduquen a sus hijos. De su boca puede salir vida o muerte. Está comprobado por cientos de estudios que las familias cristianas que viven bajo bendición tienen logros más importantes a nivel social y cultural que las familias paganas. Bendecir a los hijos, ser de testimonios, enseñar la fe en Dios y la oración es una línea de bendición.

– Declaremos constantemente que tenemos hijos de victoria, con hogares sólidos mucho mejores que el nuestro, corrigiendo lo que hacen mal, inculcándole una vida de fe y oración, orando constantemente para que la enfermedad ni la pobreza ni el divorcio toquen tu línea generacional y donde los hijos tendrán como su mayor ejemplo a los padres porque ellos son imitadores de Cristo.

Las casas que tienen a Dios como lo más importante son hogares DIFERENTES porque allí reina el Señor.

Notas Relacionadas