Seleccionar página
Muchas personas cuentan como crecieron económicamente durante la cuarentena

Muchas personas cuentan como crecieron económicamente durante la cuarentena

Dios mostró su poder sobrenatural en muchas personas que, a pesar de la situación de la pandemia, siguieron confiando en Dios manteniéndose fieles en sus diezmos y ofrendas, y ayudando a los mas necesitados.

Pudimos ver decenas de familias bendecidas que nos contaron los milagros que Dios hizo en su economía. En el programa diario “mi casa y yo” que se transmite por el canal de Youtube y de las redes sociales del pastor,  recibimos todos los dias decenas de mensajes y llamadas contandonos lo que Dios hizo: sus deudas fueron canceladas milagrosamente, sus tarjetas de créditos fueron pagadas de forma sobrenatural, muchos de ellos consiguieron trabajo durante la cuarentena, pudieron terminar de construir sus casas y sus negocios siguieron creciendo.

La palabra de Dios en Malaquias 3:10 dice: -“ Traed el diezmo y ofrenda al alfolí, para que haya alimento en mi casa; y ponedme ahora a prueba en esto —dice el Señor de los ejércitos— si no os abriré las ventanas del cielo, y derramaré para vosotros bendición hasta que sobreabunde”-

Diariamente oramos por las ofrendas y diezmos que llegan a la iglesia todos los días, de forma online o que llegan a la urna del templo, para que Dios muestre su fidelidad en todas las familias de la iglesia.

Imagen ilustrativa.

Susana, de Córdoba, fue sana de dolores e inflamaciones

Susana, de Córdoba, fue sana de dolores e inflamaciones

Dios sigue sorprendiéndonos con milagros y sanidades en las trasmisiones en vivo.

Susana una mujer de la provincia de Córdoba, sufría de dolores e inflamaciones que provocaban fiebre en todo el cuerpo, todo esto no la dejaba caminar.

Cuando comenzó “Mi casa y yo” (nuestras transmisiones diarias por Youtube y Facebook) se conectó para orar junto a los pastores, pero cuando comenzaron a adorar ella recibió una visitación del Espíritu Santo y se sintió completamente sana.

Hoy hace más de una semana que no siente dolores ni tiene inflamaciones, ¡la fiebre desapareció y se siente completamente sana!

Imagen ilustrativa