Seleccionar página

La Iglesia Cristiana Internacional, no tiene actividades religiosas hace casi dos meses pero aún así continúan trabajando en actividades sociales.

Se intensificaron las ayudas que la iglesia, viene realizando en barrios carenciados de Chaco y Corrientes.

Desde el comienzo del aislamiento, la iglesia viene repartiendo cientos de bolsones de comida, meriendas, barbijos y alcohol en gel, y este mes se añadió el reparto de comida caliente a familias de bajos recursos.

Gran cantidad de ollas populares se realizaron en diferentes barrios para que más de 10.000 personas (la mayoría niños) pudieran alimentarse. El trabajo se desarrolló con la ayuda desinteresada de cientos de cristianos voluntarios debidamente autorizados para circular y guardando cuidadosamente los protocolos sanitarios

Hubo familias que comentaron que no tenían nada para alimentarse y gracias a esta iniciativa pudieron tener un plato de comida en sus casas.

Muchos barrios de Chaco y Corrientes recibieron ayuda, entre ellos se encuentran barrio Juan Bautista Alberdi,
29 de agosto, Quinta Ferré, Gobernador Ferré (Corrientes), barrio Villa Nueva, Villa Oro, Villa Allín, Barrio San Antonio ,  barrio Santa Catalina, Villa Río Negro, asentamiento Ávalos, Villa Aeropuerto, Barrio Primavera, barrio 10 de Mayo, Villa Odorico, Barrio los Teros, barrio Tiro Federal, Barrio MTD y barrio 3 bocas (Vilelas). También se realizó en varios puntos en Fontana.

Las actividades sociales se mantendrán activas al 100% durante la cuarentena para ayudar, especialmente a las familias que dependen de trabajos informales y que por esta situación no pueden trabajar.

Esto se suma al trabajo de cientos de iglesias evangélicas que también están haciendo este tipo de actividades en el Chaco y en  todo el país.

Artículos Relacionados