+549-3624-473108 [email protected]
0 elementos

Los pastores integrantes de la Mesa Evangelica Metropolitana Chaco (M.E.M.) fueron recibidos en el Salón Obligado de Casa de Gobierno del Chaco, por el gobernador Jorge Capitanich y el resto de su gabinete.

Además, abordaron un esquema de acción que incluye trabajos en áreas de salud, educación, capacitación y en formación laboral.

Recordemos que más de 1.500 voluntarios de iglesias cristianas, junto a agentes sanitarios, realizan una recorrida casa por casa en los barrios del Gran Resistencia para identificar casos sospechosos de coronavirus y contribuir en el aislamiento de pacientes y prevención de la transmisión del COVID-19.

En esta reunión, desde el mismo gobierno agradecieron a Dios por su obrar a favor de nuestra provincia el año pasado y el actual, cuando los datos epidemiológicos eran muy desfavorables, la iglesia junto con equipo de salud, clamaron por una intervención Divina en la situación.

De la reunión, participaron el subsecretario de Gobierno, Raúl Bittel; el director de Culto, Pedro García; y la ministra de Salud, Paola Benítez.

En la misma, se destacó el fructífero trabajo que se viene realizando a través del Plan Ayudar, un programa que permite una identificación mucho más rápida de casos sospechosos de Covid-19, sobre todo en personas que tienen vulnerabilidades.

Asimismo, agradeció que los pastores pusieron a disposición los templos como centros de vacunación, siempre con los protocolos y cuidados correspondientes.

El gobernador reconoció y felicito el trabajo integral que lleva a delante la iglesia evangélica, asistiendo a través de las distintas congregaciones a más de 400 comedores y merenderos; realizado una campaña de prevención contra el abuso infantil, que visitó casa por casa a lo largo de toda la provincia –superando las 450.000- instruyendo y regalando libros y materiales sobre el tema; la capacitación en protocolos y prevención de contagios covid19 a cargo de profesionales de la salud, entre muchas otras acciones comunitarias más. Actividades que fueron realizadas con recursos humanos y económicos propios de cada de las congregaciones.

En esta oportunidad, se abordaron otros temas como la importancia de que la Educación Sexual Integral que sea realmente inclusiva, dando a padres y alumnos la posibilidad de elegir la perspectiva con la que quieren que sus hijos sean formados en este área tan relevante y no con una imposición ideológica.

Para ello se presentó un Proyecto de Educación Sexual Integral con Valores, sobre el cual se está trabajando que dará a la comunidad evangélica –que hoy representa el 35% de la población de esta provincia- y al resto de las comunidades cristianas, la posibilidad de ser respetadas a la hora de educar sus hijos.

Finalizó la reunión con la invitación a un Culto de Acción de Gracias a Dios a las autoridades y coordinando agenda de trabajo y colaboración por parte de la iglesia evangélica para con las necesidades del pueblo del Chaco.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR