Seleccionar página

El matrimonio. Gen. 1:28. Dios propuso la bendición y bienestar del ser humano a través de la construcción de la familia como eje de la humanidad.

Dios eligió una pareja y los unió en matrimonio. Fue su idea.

Anhelos de Dios al crear el matrimonio:

  1. Que los dos fueran un equipo, que se acompañen mutuamente.
  2. Que el hombre de a la mujer el lugar que le corresponde. Gn. 2:23. Son importantes sus actitudes y pensamientos en los primeros días de su matrimonio. Estos marcaran la naturaleza de esa unión.
  3. Que vivan la intensidad del amor conyugal. Gn. 2:28. La pareja debe trabajar para conquistar y dar una propia personalidad al matrimonio en privacidad. El corazón se debe alimentar diariamente con palabras, actitudes, atenciones, respeto, teniendo sexualidad sin pecados.
  4. Que disfruten como pareja las 4 bendiciones dadas por Dios: Fructificación, multiplicación, señorío o autoridad, capacidad para sojuzgar (como responder, reaccionar)
  5. Bendecirlos con una descendencia bendita.
  6. Los padres con los hijos. Dt. 11:18-21.
  7. Formarlos en la identidad; deles respeto. No los maltrate con palabras, gestos, críticas, etc. El abandono produce en los niños daños terribles.
  8. Dar buena instrucción. Pr. 22:15. De valores morales (con las cosas que permite en el hogar)
  9. Mantengan como familia contacto con la Palabra. Mt 4:4. No agüe la leche espiritual con malas actitudes. Ef. 4:31. No te olvides de Su palabra, Dios no se olvidará de ti ni de tus hijos.
  10. Aplique disciplina eficaz. Pr. 13:24. No tolere lo que está mal. No errar en la corrección (Ef. 6:14).
  11. Ayúdelos a tener una autoestima saludable, sana, segura con nuestras palabras en momentos buenos y de dificultades también.
  12. Proveer para sus necesidades. 1º Ti. 5:8.
  13. Converse con sus hijos. De confianza. Escucharlos, comprenderlos con empatía. No levante su voz ni se impaciente. No marque errores ni los critique. 8. Tener en cuenta sus opiniones para decisiones importantes de la familia.
  14. Tenga actividades recreativas de acorde a las edades de sus hijos. 10. Hacerlos sentir los más importantes para su vida.
Notas Relacionadas