0 elementos
+549-3624-473108 [email protected]
¿Cómo debe ser mi vida social si soy cristiano?

¿Cómo debe ser mi vida social si soy cristiano?

Mantenga la firmeza con sus relaciones sociales Somos seres sociales por naturaleza. Génesis 1:28. Ser cristiano no es sinónimo aislamiento. Los cristianos debemos aprender a manejar nuestras relaciones. Jeremías 15:19 y administrarlas lo mejor posible.

  1. Nuestro primer desafío: la gente que nos rodea.

Lo primero que nos encontramos luego de aceptar a Cristo es nuestra familia, los amigos de toda la vida y los compañeros o conocidos. Ellos nos abordaran a preguntas, bromas, etc.

  1. ¿Cómo actuar frente a los no creyentes?

I A I Enfrentar preguntas mal intencionadas no será difícil si está plenamente convencido de haber tomado la decisión correcta. Actúe con naturalidad y responda serenamente. Romanos 10:11. Lucas 20:22-26.

I B I Preocúpese por agradar a Dios y no al hombre. Satanás tratará de infundir temor con él “que dirán”. Tenemos que ser conscientes de Mateo 10:33. Si me negaren… Gálatas. 1:10. Busco el favor de los otros o de Dios. Efesios. 6:6.

I C I Entienda su nueva posición en Cristo. Mateo 5:14. 1º Corintios 2:14.

I D I Forme un nuevo grupo de amigos. El creyente sin amigos cristianos difícilmente saldrá adeante. Prov. 18:24. Los amigos que elegimos influyen en no-sotros para bien o para mal. Le sugerimos desarrollar amistades en la iglesia.

  1. Asuma el desafío de ganar a sus amigos y familiares.

I A I Sea de buen testimonio. Muestre lo positivo que Dios esta ha hecho en usted. Rom. 2:21, 23-24.

I B I Comparta el evangelio con sabiduría. Evite asumir una actitud de condenación, no use delante de ellos la jerga evangélica, no imponga a otros sus creencias o convicciones y evite caer en discusiones y contiendas infructuosas.

I C I Haga a sus amigos motivo de sus oraciones: la oración tiene poder para cambiar todas las cosas. Santiago 5:16.

Conclusión: Si usted no está convencido de lo que cree, no podrá convencer a otros. Usted tiene el poder de Dios y ese poder obrará milagros en tu vida y quienes le atacarán terminaran aceptando que nuestro Dios es real y que la decisión de aceptar a Jesús es la más acertada.

Notas Relacionadas
El poder de comprometerse con Dios

El poder de comprometerse con Dios

¿Por qué si creemos que hay un cielo y un infierno, muy pocos compartimos el evangelio con otros? ¿Por qué tantos matrimonios terminan en divorcio, incluso entre cristianos? ¿Por qué tantas parejas viven en fornicación? ¿Por qué los pastores tienen que estar encima de los líderes para que lleguen a tiempo, oren y cumplan sus responsabilidades? ¿Por qué muchos líderes dejan abandonados sus ministerios? ¿Por qué la visión que Dios les da a cientos de pastores no se cumple? Tristemente debemos ADMITIR que hay una sola respuesta: FALTA DE COMPROMISO.

No es lo mismo tomar una decisión que hacer un compromiso

El pueblo de Dios está compuesto por gente que se ha decidido por Jesús. Sin embargo la mayoría no se ha comprometido con El. Es diferente DECIDIRSE que COMPROMETERSE. El compromiso permanece vigente a toda hora, en todo lugar y bajo cualquier circunstancia. ¿Por qué muchos se divorcian? Porque uno o ambos no están comprometidos.

¿Qué es compromiso? Compromiso es la habilidad de estar firmes y resistir la tentación de desertar, o traicionar aun en momentos de dificultad, cuando no sea ganancioso ni cómodo o cuando no entendemos lo que Dios está haciendo. Compromiso es la habilidad de mantenerse firme, fiel y leal en obediencia a las promesas y votos que se hicieron a Dios o a los hombres.

“Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional”. Romanos 12:1.

¿cuáles son las características del Verdadero compromiso?

1// Es presentar nuestro cuerpo en sacrificio// Es la parte de nuestro ser que tiene contacto con el mundo físico, que sirve para llevar a la práctica los planes y propósitos de Dios en la tierra.

¿Cómo debemos presentar el cuerpo?

En sacrificio vivo: es decir, hacemos un compromiso con Dios por el cual somos consagrados a Él.

Santo: “separado para el uso exclusivo de Dios”. quiere decir que sólo Dios puede usar nuestro cuerpo. No es para nuestro propio uso y tampoco para ser usado por el diablo como un antro de pecado.

Es vuestro culto o servicio racional: es lo único que tiene sentido, después de todo lo que Dios ha hecho por nosotros. Ya no somos nosotros los que tomamos las decisiones de nuestra vida, sino el Señor. Le preguntamos a Dios ¿Qué voy a estudiar? ¿Con quién me voy a casar? ¿Dónde voy a trabajar? Y hasta ¿Cómo voy a usar mi dinero?

2//Compromiso es ENTREGA// No existe compromiso si no hay entrega. Cristo se dio a sí mismo por Su Iglesia. (Efesios 5:25).

3//Es estar DISPONIBLE para Dios// ¿De qué le sirve a Dios que usted tenga una voz bellísima para cantar si no está disponible para alabarle? Hay gente muy talentosa que es muy difícil que se comprometa; se creen indispensables y que sin ellos las cosas no van a funcionar.

4//Compromiso es DARSE// Primero a Dios y después a los demás, familia, hermanos en Cristo e incluso a los que no conocen al Señor (Prov. 11:30)

Compromiso vs. Apatía.

¿Qué es lo opuesto al compromiso? LO OPUESTO AL COMPROMISO ES LA APATIA. También lo son la negligencia, falta de interés, indiferencia, pasividad, etc. Es tener un espíritu ambulante y vagabundo.

Apatía: es la carencia de emociones, de interés y sentimientos, es ser pasivo y descuidado.

Espíritu ambulante o vagabundo. “Pero algunos de los judíos, exorcistas ambulantes, intentaron invocar el nombre del Señor Jesús sobre los que tenían espíritus malos, diciendo: Os conjuro por Jesús, el que predica Pablo2. Hechos 19:13.

“Ambulante” significa “periérjomai”, alude a uno que no se compromete. Son aquellos que quieren todo sin pagar o invertir nada. Son con los cuales no se puede contar para edificar. Son los que se BENEFICIAN de la iglesia pero NADA APORTAN para el bien de los demás.

Poniendo a prueba nuestro compromiso con Dios. “Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia”. Santiago 1:2-3.

Nuestro compromiso con Dios es probado cuando pasamos pruebas, dificultades y tribulaciones. El mejor lugar para estar seguros es estar COMPROMETIDOS con Dios.

¿Cómo vamos a mostrarle a la gente que estamos comprometidos con Jesús? Cuando las circunstancias se ponen difíciles no abandonamos nuestro servicio y seguimos comprometidos con Dios. Gálatas 6:9. El poder del compromiso lo podemos ver en nuestras vidas y familias al cosechar bendición, protección y provisión de parte de Dios cuando somos FIELES en buscarlo y SERVIRLO.

ACTIVACIÓN

1.El maestro guiará a los estudiantes a arrepentirse por la falta de compromiso a Dios y a renunciar al espíritu de vagabundo.

2.También guiará a los estudiantes a comprometerse con el Señor haciendo un pacto, poniendo su vida en sacrificio vivo, santo y agradable a Dios.

La Biblia revela un marcado contraste ente el viejo y el nuevo hombre, quien es dominado por el espíritu de desobediencia, y el nuevo hombre, quien adopta un nuevo estilo de vida, de obediencia a Dios, gracias al poder del Espíritu Santo. (Efesios 2:10 y 3:16)

¿Qué es el hombre viejo? Es conocido como la naturaleza PECAMINOSA del ser humano, la carne, el ego, todo lo cual se puede resumir en una sola palabra: REBELDÍA.

¿Cuál es la naturaleza del viejo hombre? Resulta e las mentiras de Satanás y los deseos engañosos que nos arrastran al pecado.

1.// La mentira de Satanás // Negar una verdad de Dios equivale a una MENTIRA. El introdujo la mentira en la humanidad. Al pecar el hombre acepto la mentira del diablo y tomó la naturaleza pecaminosa. (Romanos 5:12)

2.// Los deseos engañosos // La naturaleza pecaminosa produce los deseos engañosos, rebeldes y pervertidos; contrarios a la voluntad de Dios y a sus leyes. Cada vez que operamos conforme al viejo hombre vendrán deseos engañosos, los cuales nos conducirán al pecado y éste a su vez producirá la muerte espiritual, física, mental y emocional del ser humano.

3.// La corrupción // La naturaleza del viejo hombre es corrupta porque tiene su origen en la simiente de Satanás (Gen 3:14-15). El diablo es originador de la rebelión. La marca de una persona rebelde es que se aparta de Dios y toma su propio camino, buscando hacer su voluntad, solo busca satisfacerse y agradarse a sí mismo.

Notas Relacionadas
¿Por qué necesitamos orar?

¿Por qué necesitamos orar?

¿Qué NO es orar? La oración no es un monologo ni es “rezar” porque rezar significa hacer vanas repeticiones. Mateo 6:7 Jesús dice a Sus discípulos “y orando no uséis vanas repeticiones”. Orar no es algo “mecánico” que hacemos para cumplir con Dios, no es un ejercicio religioso, una válvula de escape, y tampoco es usar a Dios como “bombero” y pretender que descienda para auxiliarnos cuando “la casa está ardiendo”.

¿Qué es ORAR? Es una conversación o dialogo entre nuestro espíritu y el Espíritu Santo de Dios. Juan 4:24 dice que Dios es espíritu. El propósito principal de la oración es tener comunión intima con el Padre, y también tiene otros propósitos, por eso debemos hacer distintos tipos de oración. Por ej.: interceder por otros, hacer guerra espiritual, según nos guíe el Espíritu Santo. (Rom. 8:26)

¿Cómo era la vida de oración de Jesús y su comunión con el Padre? Despedida la multitud, subió al monte a orar aparte; y cuando llegó la noche, estaba allí solo. Mateo 14:23.

  • Jesús oraba por la mañana: Jesús se mantenía en comunión íntima con el Padre. Para él la oración era una prioridad.
  • Jesús oraba por la tarde: se mantenía en constante oración durante todo el día. Mateo 14:23.
  • Jesús oraba por la noche: después que Jesús lo había dado todo, por eso se iba a orar. Lucas 6:12.

¿Con quién oraba Jesús? Oraba solo, y también con sus discípulos. Debemos tener tiempo a solas con Dios y tiempo de orar con los hermanos. Lucas 9:28.

¿Qué enseñó Jesús respecto a la oración? Jesús es un ejemplo de vida de oración. El oraba siempre, en todo tiempo, en todo lugar y por largos periodos de tiempo. La comunión con el Padre era su prioridad.

¿Por qué necesitamos orar? Mucha gente se pregunta ¿por qué debemos orar si Dios es soberano y hace lo que quiere, cuando quiere? ¿Si la palabra dice que antes que abramos la boca, Dios ya nos oyó, por qué tenemos que orar? ¿Si Satanás y sus demonios han sido derrotados y Jesús tiene la autoridad, por qué orar contra el enemigo?

La Biblia tiene cada respuesta 1. Dios trabaja usando a Su gente: Dios puede hacer lo que quiere sin ayuda de nadie pero a Él le ha placido usar seres humanos con faltas y defectos para obrar Sus planes y propósitos. Amos 3:7 dice que “no hará nada Jehová el Señor sin que revele su secreto a sus siervos los profetas. Por eso Jesús enseño como orar en Mateo 6:9-11…”Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra”.

2. Dios busca una familia para tener comunión. Él quiere hijos con los cuales pueda relacionarse en intimidad. La comunión íntima de Jehová es con los que le temen, Y a ellos hará conocer su pacto. Salmo 25:14. ¿Qué es comunión? Es la palabra griega “koinonia”. Significa “tener algo en común”, quiere decir “tener amistad, dialogo, compañerismo, y que hemos desarrollado una intima relación con él.

3. La oración permite que Su voluntad sea hecha en la tierra. Jesús enseño a sus discípulos que orasen para que la voluntad de Dios se cumpla en la tierra (Lucas 11:2) Esto incluye nuestra familia, pero ¿Cómo será eso si algunos de nuestros familiares no quieren ni ir a la iglesia? Es por medio de la oración.

Cuando declaramos Su voluntad en oración, entonces Dios los atrae con lazos de amor (Oseas 11:4) por eso orar es una necesidad tan indispensable como comer o dormir.

4. La oración le da derecho legal a Dios para transformar la voluntad del ser humano. Por medio de la oración Dios puede lidiar con una persona que no desea cambiar. Cuando oramos por esa persona, Dios empieza a tocarle e inquietarla aunque ella en su corazón no desee cambios. Dios no viola el libre albedrío ni la voluntad de nadie. Tampoco fuerza a ninguno a hacer lo que Él quiere.

“Porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad” Fil. 2:13.

Con esto nuestras oraciones pueden traer cambios a la gente, a las ciudades y naciones, conforma a la voluntad de Dios.

5.La oración evita que caigamos en tentación. Una razón principal por la que debemos orar es para no caer en tentación, nos ayuda a apropiarnos del dominio que Dios ya nos dio (2º Tim. 1:7). Hay creyentes que caen porque no tienen vida de oración. Por eso son golpeados por el enemigo. Mateo 26:41.4

6.La oración es el medio de entregar nuestras cargas a Dios. Por medio de la oración echamos nuestras ansiedades, problemas y preocupaciones. Hay personas llenas de ansiedades en su corazón porque no tienen una vida de oración, y por consiguiente no le han entregado sus problemas a Dios. “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias”. Filipenses 4:6.

¿Por qué a los creyentes les cuesta orar, y como tener victoria en esa área?  La oración es uno de los ejercicios espirituales que más nos cuesta realizar ya que requiere disciplina. Algunas de las razones por las cuales los creyentes no oran son:

1. La carne es débil. Al viejo hombre no le gusta orar. Sin embargo Jesús dijo: “Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil. La carne siempre está cansada, quiere dormir más, siempre busca una excusa para no orar. Tenemos que aprender a someter y crucificar a diario nuestra carne.

“Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí”. Gálatas 2:20.

2. No ver los resultados de inmediato. A algunos les pasa que, cuando no ven la respuesta a sus oraciones se desaniman y no siguen orando. En Mateo 21:22 dice “todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis”. La clave es perseverar en oración. “Perseverar en la oración, velando en ella con acción de gracias. Colosenses 4:2.

3. No sabemos qué pedir. No saber pedir, qué hacer cuando Dios habla, como orar conforme a la Palabra o no saber orar en el espíritu, nos lleva a la frustración. El resultado es que dejamos de orar.

“Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles” Romanos 8:26.

4. Se nos acaba el repertorio. Una razón por la cual a las personas les cuesta orar es porque se les termina el repertorio después de orar cinco o diez minutos. Se frustran y no continúan orando.

En resumen, Dios busca una familia para tener con ella amistad y comunión. Mediante la oración Dios puede hacer que la voluntad de una persona sea transformada, poniendo en su corazón el deseo y la habilidad para cambiar.

Debemos orar para establecer la voluntad de Dios aquí en la tierra, tal como es en el cielo. Tener una vida de oración nos evita caer en tentación y nos da dominio propio para resistir. Y también cuando oramos, entrega-mos las cargas y ansiedades a Dios.

Notas Relacionadas
Los beneficios de congregarse

Los beneficios de congregarse

La iglesia es un lugar para encontrarte con Dios, edificarte (Ef. 4:16; 2:20-21), estimularte a las buenas obras (Hebreos  13:25), lugar para recibir bendición y milagros (Sal 33) para hablar a Dios, para crecer en fe y unción del Espíritu Santo.

Cuando aceptamos a Jesús como Señor y Salvador pasamos a formar parte de la familia de Dios y el quiere ofrecernos un lugar de refugio en donde pueda brindarnos protección, cuidado y fuerza para vivir conforme a su propósito; así como corrección, orientación, disciplina, inspiración, fe, etc.

¿A qué llamamos iglesia? La iglesia está integrada por todos los cristianos en el mundo entero que han dado el paso de entregarle su vida a Cristo. El término significa “asamblea de llamados”, no es el edificio sino quienes han creído en Cristo y lo han recibido en su corazón.

¿Por qué necesitamos de la Iglesia? Para permanecer firmes y fieles en nuestra elección. -Nos permite tener comunión con otros creyentes. 1º Cor. 12:27. Dios muestra el valor de cada miembro y su importancia, ninguno sobra o carece de servicio, todos se necesitan y ayudan mutuamente. Ecl. 4:9-10.

-Provee el consejo de cristianos maduros. Debemos acudir a personas confiables y guiadas por Dios cuando veamos que algún pecado o mal hábito nos está gobernando y no lo podemos vencer. Es necesario buscar ayuda para recibir consejo y saber cómo salir victoriosos del problema o situación. Prov. 12:5.

-Brinda la oportunidad de servir. 1º Pedro 4:10. Establezca el reto de asistir a la iglesia no sólo para recibir sino también para servir. Hágalo en lo que este a su alcance. Es una buena oportunidad para servir a la gente haciendo participe de las buenas nuevas, del amor y perdón ofrecido por Dios para sus vidas.

Debemos llevar el evangelio a otros y cuidar de ellos hasta verlos transformados a la imagen de Cristo.

-Provee el alimento espiritual. Esto se hace con la enseñanza y capacitación adecuada para crecer en el conocimiento de Cristo hasta estar en condiciones de capacitar a otros. 2º Ti 3:16.

-Para alabar a Dios: Sal. 95:6.

Conclusión: Tome ahora la decisión de comprometerse con Dios en serle fiel y a la familia en la cual El lo ha colocado, su iglesia.

Determine en su corazón no ocupar un lugar en la silla, sino dar lo mejor de usted. En servicio, entrega, compañerismo y consagración. Así pronto vendrá el tiempo en el que amará su iglesia, la visión impartida y a los creyentes. Sentirá que tiene una familia más grande y hermosa. Salmo 133:1.

Notas Relacionadas
¿Cuáles son los beneficios que recibimos al decir “Jesús es el Señor”?

¿Cuáles son los beneficios que recibimos al decir “Jesús es el Señor”?

“Todo el que CONFIESA a Jesús como Señor es Salvo” Romanos 10:9. Los cristianos conocemos este beneficio, pero otros lo desconocen. Otros beneficios que los creyentes recibimos por la obra de la cruz son:

//Comenzamos una vida nueva// “y por todos murió, para que los que viven, ya no vivan para sí, sino para aquel que murió y resucitó por ellos. De manera que nosotros de aquí en adelante a nadie conocemos según la carne; y aun si a Cristo conocimos según la carne, ya no lo conocemos así. De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas”. 2º Cor. 5:15-17.

Al creer en Jesús y aceptarlo como Señor de nuestras vidas, dejamos de vivir para nosotros mismos (una vida egoísta, independiente de Dios y llena de fracasos) para entonces vivir para él una vida de servicio incondicional, dependiente de Su voluntad, llena de fe, esperanza y amor. (Vea 1º Cor. 13:13).

//Jesús se convierte en nuestro dueño// Al pagar el precio por nosotros, El se convierte en nuestro dueño, a tal grado que “ya no somos nuestros”. 1º Cor. 6:19-20.

//Ya no somos propiedad del diablo, le pertenecemos a Dios// “Derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo”. 2º Cor. 10:5.

//Pasamos a ser administradores o mayordomos de los que somos y poseemos// “Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios”.  1º Pedro 4:10.

//Cuando recibimos a Jesús como nuestro Señor y Salvador dejamos de ser esclavos del diablo para ser ADMINISTRADORES o mayordomos de lo que Dios pone en nuestras manos y como tal, debemos ser halados fieles. (1º Cor. 4:2)// De acuerdo al manejo de la gracia que recibimos así Dios nos bendecirá. Nos dio talento y dinero para que lo multipliquemos. Nos dio una familia y quiere que la cuidemos. Luego Dios nos pedirá cuentas, porque El nos compro en el mercado de esclavos a precio de la sangre de Cristo. (1º Pedro 1:18-19).

//Aumenta el deseo de buscar la voluntad de Dios para nuestras vidas// Decirle a Jesús Señor es llamarlo “mi dueño” y esto implica que nuestro anhelo se convierte en una continua búsqueda por hacer su voluntad al reconocer su señorío, tal como lo hizo David cuando dijo “Dios mío eres tú”… o como lo hizo Pablo que “temblando y temeroso dijo: “Señor ¿qué quieres que yo haga?” Hechos 9:6.

//Recibimos la habilidad para ejercer poder y autoridad en la tierra// El resultado de nuestra sujeción a Cristo es poder usar la autoridad del nombre de Jesús. (Lucas 10:19)

Notas Relacionadas
¿Qué significa la frase “Jesús es el Señor”?

¿Qué significa la frase “Jesús es el Señor”?

Debemos entender primero que significan las palabras “Señor” y “siervo”. La palabra Señor o “Kurios” es una expresión territorial que incluye los siguientes significados.

1- Dueño o amo: uno que posee derechos de propiedad sobre bienes y aun sobre personas. 2.Autoridad absoluta y soberana: uno que da órdenes e instrucciones que deben ser obedecidas con cabalidad.

La palabra siervo o “doulos” incluye los siguientes significados: 1-ESCLAVO. Una persona que es propiedad del señor y pierde no solo su libertad, derechos y privilegios, sino también su voluntad e identidad.

2- SIERVO incondicional. Uno que está dispuesto a servir a su señor sin imponer condiciones personales.

3- Persona dependiente y bajo autoridad. Uno que no se atreve a tomar decisiones propias en los asuntos de su vida y que consulta siempre la voluntad de su señor para ver qué debe hacer y se somete a lo que éste disponga. No puedo yo hacer nada por mí mismo; según oigo, así juzgo; y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió, la del Padre. Juan 5:30. RAZONES POR LAS CUALES JESUCRISTO ES EL SEÑOR

  1. JESÚS EXISTÍA SIEMPRE COMO DIOS

En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Jesús tenia poder y una posición privilegiada desde los días de la eternidad.

  1. JESÚS SE DESPOJO A SI MISMO Y SE HUMILLO, BUSCANDO HACER LA VOLUNTAD DEL PADRE

Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres. Filipenses 2:8-11.

  1. JESUS TUVO UNA OBEDIENCIA ABSOLUTA.

“y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre”. Filipenses 2:8-11. Por su obediencia, Dios el Padre lo exaltó hasta lo sumo concediéndole el título de Señor y poniendo Su nombre sobre todo nombre.

4- JESUS PAGO UN PRECIO POR NUESTRAS VIDAS.

“Más él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados”. Isaías 53:5. Cristo tiene el derecho de ser el dueño y amo de nuestras vidas porque pago el precio requerido. Jesús es la máxima autoridad. Por eso es Soberano, Rey de reyes y Señor de señores.

5- JESUS TIENE AUTORIDAD EN EL MUNDO ESPIRITUAL.

“Quien habiendo subido al cielo está a la diestra de Dios; y a él están sujetos ángeles, autoridades y potestades” 1º Pedro 3:22.

EL SEÑORÍO DE JESÚS

  1. Jesús tiene autoridad sobre todo ser humano.

Al igual que lo tiene sobre todo ser espiritual, tanto bueno como demoniaco.

“…para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra” Filipenses 2:10.

  1. Dios le ha exaltado hasta lo sumo.

Jesús tiene una posición especial y única, está sentado al a diestra del Padre. Desde allí gobierna y es adorado y alabado por sus siervos y por toda la creación.

“Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era millones de millones, que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza. Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos”. Apocalipsis 5:11-13.

Notas Relacionadas