Seleccionar página

Nos reunimos como iglesia en un impresionante ayuno de oración, congregacional.

El ayuno unido a la oración es una fuente de poder. Cuando dejamos de lado  nuestras fuerzas, nuestros recursos, poder y sabiduría para depender de las fuerzas de Dios.

Bendecimos este ultimo mes del año, sabemos que vienen tiempos de crecimiento y de edificación para nuestra casa y familia.

Veremos en nuestras vidas al Señor para conquistar y ver victorias sobrenaturales y poderosas en todas las áreas de nuestras vidas.

Hemos crecido y avanzado en los planes de Dios y sabemos que nuestra Nación sera establecida en Sus principios.

¡Argentina será una tierra de honra y bendición que impactara a todas las naciones!