Seleccionar página

En el Auditorio de Iglesia Cristiana Internacional, se desarrolló un poderoso macroencuentro de sanidad interior y liberación.
1.345 encuentristas recibieron fuego Santo, transformando sus corazones de gran manera.

En estas reuniones se trataron temas importantes que llevan a una reflexión profunda, mostrando de esta manera lo que significa las decisiones que podamos tomar en nuestras vidas y todo lo que ello puede traer en el futuro.
Dentro del Macroencuentro se hablaron diferentes temas cotidianos y del corazón.

 Algunos de los talleres

La patora Silvia Flores explico sobre el perdón ; «No es un sentimiento, es una orden de Dios y una decisión que nosotros tenemos que tomar para que podamos llevar adelante una vida bendecida. La falta de perdón en nosotros genera consecuencias en nuestras vidas y nuestro hogar pero si tomamos el perdón como un estilo de vida, vamos a ver bendiciones maravillosas en nosotros.

También los Pres. Ricardo y Alicia Bobbio dijeron; Es necesario que aprendas a pasar el proceso que Dios quiere hacer en nosotros para sanar nuestras heridas. Muchas veces las personas más cerca que teníamos fueron las que nos dañaron y eso hizo que adoptamos ciertas «caretas» ya sea en las emociones, nuestra personalidad y hasta muchas veces eso nos impide acercarnos a Dios.

Los Pres. Ariel y Griselda Martinez, hablaron sobre la familia: «La honra trae bendición a la familia. Los hijos deben honrar a sus padres para que toda su vida sea bendecida y exitosa». Los padres deben enseñar con el ejemplo amar, cuidar y proteger en todo momento. Dios preparo un plan maravilloso para tu casa.

Tambien el matrimonio de los Pres. Luis y Sandra Carruega agregaron: «Las maldiciones del pasado detienen las bendiciones del presente».

Sin conocer a Dios tal vez tomamos malas decisiones y hoy estamos viviendo consecuencias de esas decisiones pero Jesús en la cruz derrotó la maldición y nos preparo para que podamos disfrutar todas las bendiciones que ya fueron conquistadas en la cruz.

El Pastor Fabian Gomez, agrego a los presentes: «La liberación es algo que debemos cuidar mucho ya que es un regalo muy especial que Dios nos dio, para lograr mantener la liberación lo que debemos hacer es mantenernos en constante oración con Dios y cuidar nuestra santidad, eso es lo que nos permite estar en comunión con su Presencia.