Seleccionar página

Alguno de los pastores de diferentes provincias contaron y mostraron sus experiencias de crecimiento ministerial luego de Invasión del Amor de Dios.

No sólo se han multiplicado en cantidad de miembros año tras año y han vivido milagros de sanidades sorprendentes, sino que han experimentado una ola de milagros financieros para poder obtener sus templos y realizar ampliaciones.

El pastor Carlos Sanchez de la ciudad de Córdoba, contó que en una de las salidas de Invasión el grupo de adolescentes tenían que ir al centro de la ciudad y orar por milagros. Ellos aceptaron el desafío y junto con sus líderes lo hicieron, pero una adolescente frustrada por no haber podido orar por milagros en la salida que le tocó a su grupo no se quedó conforme, entonces se sumó al otro día para lograr su meta de regalar un milagro. Una mujer recibió a la joven para que ore por su familiar que estaba paralizado y en sillas de ruedas por largo tiempo, ella oró y aplicó las enseñanzas de su pastor y Dios obró, sucedió el milagro. El pastor señaló que las generaciones ahora tienen incorporado el evangelismo sobrenatural y es así como debemos seguir creciendo.

De la ciudad de Clorinda, provincia Formosa el Pastor Cristián Gómez, contó que conoció Invasión del Amor de Dios por una charla que se dio en su provincia, allí le entregaron una fotocopia del proyecto para que lo aplique en su Iglesia. Su congregación era en una carpa pequeña de cincuenta personas aproximadamente, que al sumarse a Invasión tuvo que cambiarla por una más grande pero por las inclemencias del tiempo se voló su carpa y terminó haciendo en un lugar abierto mucho más grande. La congregación se seguía multiplicando por lo que debieron ir a un lugar más grande y allí están ahora congregando a más de 1500 personas cada domingo.

Pero se le presentó comprar un terreno de tres hectáreas, tenían que reunir en un mes el dinero y sin tener muchos recursos financieros en la iglesia habitualmente, días antes de asistir a la convención logró completar el pago y ahora tienen un proyecto de la construcción de un templo para 10 mil personas.

El pastor Gustavo de la congregación Nueva Esperanza contó su experiencia de poder comprar el templo de millones de pesos en cuotas, y dijo que él se tomó de una palabra profética desata en la Convención anterior en donde decían que van a poder comprar su templo aún sin dinero, y así fue como hoy ya están ampliando ese lugar.

Cada uno de los pastores que contaron su testimonio de crecimiento y de activación del poder sobrenatural de Dios, coincidieron en estar bajo la cobertura de quien sembró en ellos el proyecto de Invasión del Amor de Dios, en creerle a Dios bajo cualquier circunstancia y en seguir probando Invasión aún cuando los resultados obtenidos no son los esperados.

Luego de haber contado sus testimonios tuvieron un tiempo de ministración especial de parte de la Profeta Alicia Ledesma y el Apóstol Jorge Ledesma, quienes ministraron a las familias pastorales de sus hijos espirituales.