Seleccionar página

Impresionante milagro de Dios, esta niña dejo su silla de ruedas y empezó a caminar.

Debido a el retraso madurativo, esta enfermedad afecto su médula impidiendo que ella pueda caminar por 10 meses, pero en la caravana de Invasión su hermano oró por ella, y a las pocas horas dejo su silla de ruedas para empezar a jugar.

 

¡Te invitamos a ver este impactante testimonio de Invasión!