Seleccionar página

En el salón Obligado de Casa de Gobierno del Chaco, se realizo un encuentro con Pastoras y Pastores, lideres cristianos que trabajan en el área social de las familias.  El gobernador Domingo Peppo escucho el reclamo que realizamos,todos los que trabajamos en esta área.

La intención   de  hacerle saber que como Iglesia estamos defendiendo la vida, las familias y los valores de los niños, oramos y bendecimos a cada uno de nuestros gobernantes. Parte de nuestro liderazgo asistió a la convocatoria, y sabemos que Argentina es una nación bendita y así también cada familia.

Se entrego un documento al gobernador y a sus  funcionarios que trabajan en el área de educación, salud, entre otros.

Redactado de la siguiente manera: Con gran preocupación hemos tratado temas que consideramos trascendentales para nuestra nación. Es por ello que creemos importante poner de  manifiesto nuestro sentir y convicciones sabiendo que somos parte activa de la sociedad y que como mujeres de influencia que somos, es nuestro deber marcar posturas.

Después de un 2018 donde fuimos expuestas a un debate como lo fue el tratamiento del aborto legal, seguro y gratuito, consideramos volver a dejar en claro nuestro rotundo rechazo a este proyecto, teniendo en cuenta que somos millones de  argentinos los que defendemos  el derecho a la vida, como derecho fundamental y superior a todos los demás derechos.

  1. Declaramos que defendemos la vida desde la concepción en el vientre materno hasta la muerte natural. Es un derecho humano fundamentado en aspectos científicos, legales, sociales y en principios y valores absolutos de dignidad y verdad. Consideramos que toda vida concebida tiene un propósito para su desarrollo futuro y por lo tanto, nadie tiene derecho a cancelar el mismo. Toda vida vale tanto la de la madre como la del niño no nacido.

Comprendemos que la práctica de abortos clandestinos es un flagelo que afecta a la sociedad actual, por eso entendemos que nuestro país necesita propuestas superadoras que cuiden y protejan la vida, tanto de la mujer como la del niño por nacer.

Para ello como Iglesia cristiana en Argentina, junto a cientos de organizaciones e instituciones provida estamos trabajando de manera seria y comprometida en el acompañamiento integral de embarazos vulnerables como así también en la prevención de embarazos no deseados. Es en este sentido, que por ejemplo, a través de la Red Nacional de Acompañamiento a la Mujer con embarazo vulnerable y el número gratuito 0800 333 1148 se pone a disposición de todas y cada una de las mujeres del territorio nacional   un equipo de contención y apoyo, además del asesoramiento y ayuda en lo que se requiera y todo esto con fondos provenientes de donaciones y aportes de voluntarios.

  1. Declaramos que la familia es la constituida por hombre y mujer (padre y madre) y sus hijos y las familias monoparentales en este mismo esquema. Ésta es la base de toda sociedad, permitiendo así el desarrollo en plenitud de todos sus integrantes. La Convención de los Derechos del Niño/a y Adolescentes, establece el derecho de ellos a tener un papá y una mamá. Derechos a la identidad y la filiación.

  1. Declaramos que la educación sexual debe ser basada en valores éticos, que permitirán el desarrollo psicobiosocial y espiritual acorde al sexo con el que fue concebido cada educando, y llegado su tiempo, podrá reafirmar su personalidad. Así también afirmamos que los padres son los primeros responsables de la educación de los hijos. No avalamos la educación sexual con ideología de género, ni tampoco la sexualidad ó el género a partir de construcciones sexuales, de las cuales NO HAY EVIDENCIA CIENTIFICA NI BIOLÓGICA.

Dada la gravedad de la legislación que intenta imponer la educación sexual ideológica, tanto a nivel nacional como provincial, expresamos NUESTRO MÁS FIRME RECHAZO a:

 

-El intento de obligar a las instituciones a enseñar lo que no concuerda con sus idearios (contrario a lo establecido en el art.5 de la ley 26.150).

-El intento totalitario de excluir  a los padres a la hora de elegir  la educación sexual de sus hijos. (conforme al art.18 inc,4 Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, art. 12, inc.4 Conv. Americana de Derechos Humanos).

– El intento de introducir, dentro de la educación sexual, contenidos sin base científica que responden a una construcción ideológica, sin contar con la participación de los padres y actores sociales en su elaboración.

La sexualidad no es una materia más en un programa de estudio. Tiene que ver con aspectos profundos del ser humano a los que se suma lo biológico y las profundas convicciones éticas y religiosas.

Defendemos un Estado laico de total independencia de las cuestiones religiosas. Por esta misma razón así como no pretendemos que el Estado enseñe conforme a nuestra fe, tampoco aceptamos que el Estado pretenda avasallar nuestras convicciones.

Sostenemos firmemente el derecho que tenemos a educar a nuestros hijos, derecho que nos asiste según la legislación vigente que dice:

 

 

–Que la familia es “el agente natural y primario”de la educación (Ley 26.206, art 6 y art 128 a).

-Que los padres tienen el derecho a elegir para sus hijos/as la institución educativa cuyo ideario responda a sus convicciones filosóficas, éticas o religiosas(Ley 26.206, art 128 c).

-Que las instituciones de educación de gestión privada tienen el derecho de aprobar el proyecto educativo institucional de acuerdo con su idearioy participar del planeamiento educativo (Ley 26.206, art. 63 a).

-Que en el proceso de elaboración de su proyecto institucional cada comunidad educativa adaptará las propuestas en el marco del respeto a su ideario institucional(Ley 26.150, art. 5).

A pesar de lo expresado en la legislación vigente, y so pretexto de que esta se cumpla, se intenta introducir modificaciones significativas a la ley 26.150 de Educación Sexual Integral que distorsionan gravemente su sentido original y pretenden  imponer contenidos ideológicos de manera autoritaria.

Por lo antes dicho expresamos nuestra preocupación y total rechazo a toda imposición de enseñanza con contenidos sin bases científicas ni biológicas y contrarios a nuestras convicciones y principios cristianos .

  1. Declaramos que defendemos a la mujer de todo acto de Violencia por género, pero también a la Niñez, la Adolescencia, los Adultos Mayores y los Varones. NO MÁS VIOLENCIA.

  1. Declaramos que seguiremos trabajando incansablemente para desterrar de nuestro País el Abuso sexual, el Trabajo sexual de menores. el Trabajo Forzado de menores, las violaciones, la trata, la corrupción de menores y las muertes causadas por tales situaciones. Atendiendo a la prevención y a las víctimas siempre cuando los hechos hayan sido consumados.

  1. Declaramos que los Derechos Humanos pertenecen a todos los habitantes de este Mundo. Por lo cual afirmamos que los ciudadanos de la Argentina, sin exclusión de ninguno, debe ser protegido con los derechos humanos fundamentales desde el vientre materno y en el transcurso de su vida.

Nuestra Constitución Nacional en su preámbulo, hace referencia a la Fe cuando dice: «Invocando la protección de Dios, fuente de toda razón y justició y justamente nuestra bandera como Mujeres cristianas , es la Fe viva y activa, para lograr la justicia en todas las situaciones citadas, elaborando leyes que tengan en cuenta los valores absolutos. que no están sujetos a cambios temporales, en los que fue fundamentada nuestra bendita Nación.

«Por todo lo expuesto , las Pastoras y líderes a aquí presentes y en representación de las mujeres cristianas de la Provincia del Chaco , manifestamos a través del presente Documento  nuestra firme convicción de:

  • defender ardientemente el valor de la vida  tanto de la madre como la del niño por nacer, y a éste desde el momento de su concepción.

  • defender nuestro derecho a elegir la educación que recibirán nuestros hijos y nietos.

  • pedir al señor Gobernador que ejerza el poder que lo faculta a vetar toda ley que quiera imponer la enseñanza sexual integral con ideología de género en la provincia.

  • Solicitar que la provincia del Chaco sea declarada Provincia Pro-vida

  • No apoyaremos con nuestro voto a nadie que promueva o apoye la ley del aborto.