Seleccionar página

El Apóstol Alain Toledano compartió un mensaje para romper las expectativas de Invasión del Amor de Dios del 2018, en la sesión del segundo día de la Escuela de Entrenamiento Sobrenatural el Apóstol que nos visita desde Cuba  activó a la iglesia a la salvación de las personas a través del proyecto revelado por Dios al Apóstol Jorge Ledesma.

El Apóstol compartió el pasaje bíblico de Hechos 3:21 y señaló la importancia de apoyar Invasión del Amor de Dios para salvar a la humanidad. Expresó que este es un tiempo de restauración porque somos reformadores para sacar todo lo que está mal y arreglarla conforme a la visión de Dios.

“Este es el proyecto  del cielo, pero para esto se necesita restaurar las cosas”, dijo el Apóstol.

 

También enseño que toda visión de Dios tiene un diseño y que cuando Él nos da una visión no  manda en blanco sino que nos dice cómo y qué tenemos que hacer, eso se llama visión en este tiempo, visión es lo que Dios te manda a hacer. Ejemplificó con el pasaje bíblico de San Marcos 6:15 con el caso de la iglesia que ha sido llamada a cumplir una visión de Jesús para salvación de las personas a través del evangelismo.

 

“El diablo vino para establecer su atmósfera, mas Dios te escogió a ti para que rompas todas las maquinaciones del diablo. El reino de Dios no es una ideología, no es palabra, el reino de Dios es poder y se aprende por revelación. Cuando nadie creía en ti Dios miró y te escogió en la condición que estabas”, expresó el Apóstol Alain. 

 

Además contó que las culturas, los gobiernos, han sido establecidas por influencias demoniacas para tomar el control, explicó hay espíritus que entran en los cuerpos pero Dios dijo “en mi nombre echaran fuera demonios” por lo tanto se te podrán presentar pero ellos están debajo de tu pies.

También explicó que para Invasión del Amor de Dios es fundamental la intimidad con Dios, la intercesión y el tabernáculo de oración

“Invasión es entrar en el territorio del enemigo y establecer el reino de Dios pero para eso necesitamos que las barreras se rompan”, expresó el Apóstol.

Para finalizar el Apóstol declaró que: “Todo lo que estaba detenido se acelera, Dios pone autoridad sobre tu mano”. Luego de esa impartición oraron por personas enfermas y ocurrieron milagros sorprendentes en el auditorio.

Volver al Inicio