Seleccionar página

Un tiempo impresionante de cosecha estamos teniendo como iglesia, Dios nos sorprendió de gran manera el último fin de semana.

En nuestra Fiesta de Bienvenida y bautismo, participaron 378 personas, algo hermoso es ver la mano obrar de nuestro Padre Celestial en cada vida transformada.

Familias enteras entre ellos, adolescentes, jóvenes que toman la decisión de caminar para toda la vida agarrados de la mano de Jesús. Entendiendo que sus planes son siempre perfectos y que en su camino nuestros pasos, están seguros.

Cuando las personas se bautizan dejan atrás lo viejo, y lo nuevo que Dios tiene llega a sus vida, es decir, el Espíritu Santo viene sobre cada uno y renueva todas las cosas en la familia, el trabajo,economía, en cada área.

Animamos a todos lo que dieron este paso de fe, a seguir creciendo en su vida espiritual en las Escuela de Vida.